PROTECCIÓN SOLAR

 ¿Qué son los rayos UVA y UVB?

En un primer lugar es importante comprender que el daño causado por el sol se debe a la radiación UV (ultra‐violeta). Esta radiación está compuesta por rayos UVA y UVB. A la tierra llegan aproximadamente un 5% de rayos UVB y un 95% UVA.

Los rayos UVB son la principal causa de quemaduras solares, y provocan mutaciones celulares al unirse directamente al ADN. Los rayos UVA penetran más profundamente en la piel y generan radicales libres que pueden dañar el ADN. Además son los responsables del fotoenvejecimiento (manchas, arrugas…) y pueden causar cáncer de piel.

Es importante elegir un protector solar natural que nos proteja de los rayos UVA (responsables del envejecimiento de la piel) y de los UVB (causantes de las quemaduras). No hay que olvidar que ambas radiaciones pueden causar cáncer.

¿Qué es el Factor de Protección Solar (FPS)?

El FPS indica el número de veces por el que se multiplica el tiempo que se puede permanecer al sol sin quemarse. Es decir, es sólo una medida de protección frente a los rayos UVB. Si una persona sin protección puede quemarse en seis minutos bajo el sol, con un FPS 15 puede estará unos 90 minutos protegida, 15 veces más.

Muchos protectores solares no proveen una adecuada protección frente a los rayos UVA. De acuerdo a la legislación actual, la protección frente a los UVA debe ser al menos un tercio de la protección UVB. Una crema con un FPS 45, tendrá una protección contra los UVB de 45 y, al menos una protección de 15 frente a los UVA.

Es importante destacar que la protección no aumenta de forma proporcional. Un FPS 15 bloquea aproximadamente el 93 % de todos los rayos UVB, un FPS 30 el 97 % y un FPS 50 el 99 %.

Es habitual que mucha gente use FPS 50 o pantallas totales pensando que están más protegidos. Esta costumbre no nos va a proteger más del sol y además puede ser contraproducente. Cuando se usan productos con altos FPS (50 o más) se crea una falsa sensación de seguridad. Pensamos que estamos más protegidos, llevándonos a aumentar la duración de la exposición al sol.

Filtros físicos vs filtros químicos

Los protectores solares se pueden clasificar en dos grupos: los que tienen filtros UV químicos o físicos. Los filtros químicos absorben los rayos UV, mientras que los físicos los reflejan (hacen de espejo).

Los filtros químicos presentan riesgos para la salud. Pueden penetrar en la piel y alcanzar el torrente sanguíneo imitando a las hormonas y provocando desequilibrios en el sistema hormonal

Los filtros físicos son minerales que contienen titanio o zinc. No alcanzan el torrente sanguíneo, quedándose en la capa más superficial de la piel (siempre que no se encuentren en forma de nanopartículas)

Oxido de zinc como filtro solar en nuestros protectores

El oxido de zinc es el único filtro capaz de proteger frente a todos los rayos UVB y UVA, cubriendo todo el espectro. En cambio, el oxido de titanio protege contra los UVB y sólo una parte de los rayos UVA. Por otra parte, el dióxido de titanio en forma de nanopartículas ha sido considerado como cancerígeno.

Por todo ésto, ecoBásico te ofrece la crema solar más segura del mercado con óxido de zinc como único filtro solar.

Los rayos UVA dañan la piel y pueden contribuir al cáncer de piel. Por ello debes usar un protector solar natural que ofrezca protección de amplio espectro (contra los rayos UVA y UVB) mediante filtros físicos. El óxido de zinc mineral proporciona protección completa contra UVB y UVA. El óxido de zinc es el único ingrediente activo en todos los protectores solares que tenemos en ecoBásico.

 ¿Qué son los rayos UVA y UVB?

En un primer lugar es importante comprender que el daño causado por el sol se debe a la radiación UV (ultra‐violeta). Esta radiación está compuesta por rayos UVA y UVB. A la tierra llegan aproximadamente un 5% de rayos UVB y un 95% UVA.

Los rayos UVB son la principal causa de quemaduras solares, y provocan mutaciones celulares al unirse directamente al ADN. Los rayos UVA penetran más profundamente en la piel y generan radicales libres que pueden dañar el ADN. Además son los responsables del fotoenvejecimiento (manchas, arrugas…) y pueden causar cáncer de piel.

Es importante elegir un protector solar natural que nos proteja de los rayos UVA (responsables del envejecimiento de la piel) y de los UVB (causantes de las quemaduras). No hay que olvidar que ambas radiaciones pueden causar cáncer.

¿Qué es el Factor de Protección Solar (FPS)?

El FPS indica el número de veces por el que se multiplica el tiempo que se puede permanecer al sol sin quemarse. Es decir, es sólo una medida de protección frente a los rayos UVB. Si una persona sin protección puede quemarse en seis minutos bajo el sol, con un FPS 15 puede estará unos 90 minutos protegida, 15 veces más.

Muchos protectores solares no proveen una adecuada protección frente a los rayos UVA. De acuerdo a la legislación actual, la protección frente a los UVA debe ser al menos un tercio de la protección UVB. Una crema con un FPS 45, tendrá una protección contra los UVB de 45 y, al menos una protección de 15 frente a los UVA.

Es importante destacar que la protección no aumenta de forma proporcional. Un FPS 15 bloquea aproximadamente el 93 % de todos los rayos UVB, un FPS 30 el 97 % y un FPS 50 el 99 %.

Es habitual que mucha gente use FPS 50 o pantallas totales pensando que están más protegidos. Esta costumbre no nos va a proteger más del sol y además puede ser contraproducente. Cuando se usan productos con altos FPS (50 o más) se crea una falsa sensación de seguridad. Pensamos que estamos más protegidos, llevándonos a aumentar la duración de la exposición al sol.

Filtros físicos vs filtros químicos

Los protectores solares se pueden clasificar en dos grupos: los que tienen filtros UV químicos o físicos. Los filtros químicos absorben los rayos UV, mientras que los físicos los reflejan (hacen de espejo).

Los filtros químicos presentan riesgos para la salud. Pueden penetrar en la piel y alcanzar el torrente sanguíneo imitando a las hormonas y provocando desequilibrios en el sistema hormonal

Los filtros físicos son minerales que contienen titanio o zinc. No alcanzan el torrente sanguíneo, quedándose en la capa más superficial de la piel (siempre que no se encuentren en forma de nanopartículas)

Oxido de zinc como filtro solar en nuestros protectores

El oxido de zinc es el único filtro capaz de proteger frente a todos los rayos UVB y UVA, cubriendo todo el espectro. En cambio, el oxido de titanio protege contra los UVB y sólo una parte de los rayos UVA. Por otra parte, el dióxido de titanio en forma de nanopartículas ha sido considerado como cancerígeno.

Por todo ésto, ecoBásico te ofrece la crema solar más segura del mercado con óxido de zinc como único filtro solar.

5